FacebookTwitterLinkedin

Miscelanea

MONITORIZACIÓN DE LA CAPNOGRAFÍA  EN PROCEDIMIENTOS BAJO SEDACIÓN
Dr. Pedro Díaz Serrano

Servicio de Anestesiología y Reanimación. Hospital Universitario Valme. Sevilla


INTRODUCCIÓN
El desarrollo tecnológico ocurrido en los últimos años ha permitido la extensión y multiplicación de procedimientos diagnósticos y terapéuticos que pueden ser realizados bajo sedación anestésica. Estos procedimientos no se realizan exclusivamente en quirófano sino que también se realizan en otras áreas como salas de radiología, salas de hemodinámica, salas de urgencias, unidades de digestivo, salas de litotricia, etc. En todos estos procedimientos, la solicitud del servicio del anestesiólogo es generalizada y cada vez más frecuente puesto que los procedimientos pueden ser de larga duración, requieren de la colaboración del paciente o la inmovilidad del mismo o simplemente para suministrar adecuado grado de confort al paciente que se somete a estas intervenciones. El anestesiólogo, al intervenir en estos procedimientos, debe hacerlo evaluando muchos y diferentes aspectos como la situación clínica del paciente, necesidades durante el procedimiento, previsión de estímulos dolorosos, localización donde se va a llevar a cabo, material que debe estar disponible y entre todos ellos, con mucha importancia, la monitorización necesaria. En este sentido, la capnografía emerge como una herramienta muy útil en la monitorización de la ventilación del paciente sometido a sedación.

Regístrese para leer más...

MONITORIZACIÓN CEREBRAL DE LA HIPNOSIS  (NIVEL DE CONSCIENCIA)
Dr. Cristóbal Añez Simón

Servicio de Anestesiología y Reanimación. Hospital Universitari de Tarragona Joan XXIII. Universitat Rovira i Virgili. ANESTARRACO (IISPV)


La hipnosis es uno de los tres pilares sobre los que se sustenta el procedimiento anestésico, hipnosis, analgesia e inmovilidad. Existen una serie de manifestaciones clínicas propias de la activación del Sistema Nervioso Simpático que pueden indicarnos una insuficiente cobertura de uno de los tres pilares. Algunas de estas manifestaciones de activación del sistema nervioso simpático como la dilatación pupilar, la hipertensión la taquicardia o el lagrimeo se han utilizado como sistemas de monitorización de la hipnosis.

Regístrese para leer más...

MONITORIZACIÓN DE LA ANALGESIA INTRAOPERATORIA MEDIANTE PUPILOMETRÍA
Dra. Anna Abad

Servicio de Anestesiología y Reanimación . Hospital Universitario Vall D´Hebrón. Barcelona  


INTRODUCCIÓN
En los últimos años han aparecido diferentes sistemas para evaluar o controlar la monitorización de la profundidad de la hipnosis como el BIS, la entropía, los potenciales auditivos evocados, el CSM, Sedline., pero los dispositivos para modular la nocicepción son todavía limitados. El control de la analgesia intraoperatoria se realiza de manera empírica. Las dosis de opiáceos las modificamos a partir de las variaciones de la presión arterial, de la frecuencia cardíaca, de la sudoración, el lagrimeo o el movimiento, pero en realidad, no sabemos si estos parámetros son suficientes o realmente fiables durante una cirugía o en el transcurso de una sedación en una Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). ¿Qué sucede con la variedad interindividual de los pacientes? ¿La infra o sobredosificación de los mórficos, la hiperalgesia postoperatoria, o la inmunosupresión por opiáceos?

Regístrese para leer más...

MONITORIZACIÓN CEREBRAL DE LA NOCICEPCIÓN PERIOPERATORIA
Drª. Pilar M. Morán, Dr. Iván Huercio, Dr. Francisco Reinoso-Barbero

SERVICIO DE ANESTESIA INFANTIL Servicio de Anestesiología y Reanimación . Hospital Universitario La Paz. Madrid


INTRODUCCIÓN
La IASP define el dolor como una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada con una lesión tisular real, potencial o descrita como la ocasionada por dicha lesión. Esta definición integra tanto la faceta objetiva del dolor, relacionada con los aspectos fisiológicos, como la subjetiva, es decir la carga emocional y psicológica que cada individuo asigna al dolor. Por lo tanto es una experiencia subjetiva, siendo su relato el mayor indicador del mismo. Este aspecto subjetivo de la definición del dolor ha dificultado que en un paciente con depresión del sistema nervioso central como consecuencia de los agentes hipnóticos usados en la anestesia se haya considerado imposible valorar el grado de dolor intraoperatorio. Pero uno de los objetivos a conseguir en nuestro trabajo diario como anestesiólogos es que nuestros pacientes no tengan dolor. Por ello y con la entrada en el mercado de diferentes dispositivos para la monitorización hemodinámica, de la hipnosis, relajación neuromuscular y ahora también de la nocicepción.

Regístrese para leer más...

SEDACIÓN INTRAVENOSA: BOLUS VS PERFUSIÓN
Dra. Anna Abad

Servicio de Anestesiología y Reanimación . Hospital Universitario Vall D´Hebrón. Barcelona


INTRODUCCIÓN
Con mayor frecuencia se requieren niveles de sedación moderada o profunda para determinados procedimientos realizados en quirófano o fuera del área quirúrgica. Seguimos en la búsqueda de fármacos ideales, sistemas de infusión precisos o la combinación de ambos que permitan una sedación exenta de efectos secundarios, rápida recuperación, buena estabilidad hemodinámica y todo ello en un escenario de seguridad y confort para el paciente. En realidad, no es una tarea fácil ya que la variabilidad interindividual de los enfermos, su situación clínica y el procedimiento en sí, suponen un desafío para conseguir los objetivos base de cualquier sedación, es decir, reducir la ansiolisis, la respuesta simpática, el estrés neurohormonal o el dolor, pero sin perder la colaboración del paciente y su estabilidad hemodinámica. La pronta recuperación de sus funciones autonómicas y el regreso a su entorno social son esenciales. Posiblemente, la aplicación de los principios fundamentales de la farmacocinética y la farmacodinamia nos ayuden en estos aspectos. 

Regístrese para leer más...