FacebookTwitterLinkedin

Hazte socio

hazte socio

Galería Fotográfica

galeria peq

Dolor crónico

En el estudio anatómico grosero de la inervación de la rodilla se identifican de manera
clara dos grupos de nervios aferentes: Un grupo posterior (P) que incluyen el nervio articular
posterior y la rama terminal del nervio obturador y un grupo anterior (A) que incluyen las ramas
articulares de los nervios femoral, peroneo común y safeno.
P1. El nervio más grande y más consistente que aporta inervación a la rodilla es el nervio
articular posterior. Esta rama del nervio tibial posterior sale de este a un nivel variable
por encima de la rodilla o desde el hueco poplíteo. Desde su origen, discurre lateralmente
rodeando a la vena y arteria poplítea y penetra en la grasa dando origen al
plexo poplíteo. Fibras de este denso plexo poplíteo perforan el ligamento poplíteo
oblícuo y sus ramificaciones inervan la cápsula y parte del menisco externo.

Regístrese para leer más...

El dolor en la ingle se asocia habitualmente con patología de la cadera, tanto articular
como extra articular, coxartrosis o procesos inflamatorios a nivel osteomuscular o ligamentoso:
tendinopatía del músculo iliopsoas y glúteo medio, bursitis trocantérica, síndrome
piriforme y lesión de los abductores 1. Sin embargo, hay procesos, no relacionados con la
cadera, que pueden ocasionar dolor en el área inguinal, que hay que tener en cuenta para
un diagnóstico y tratamiento correctos. Estos procesos proceden de la zona lumbar: hernia
discal, estenosis de canal; de la disfunción de la articulación sacroilíaca y del síndrome
cluneal. En esta revisión nos vamos a centrar en los procesos no relacionados por patología
de la cadera

Regístrese para leer más...

La mayoría de las causas de atrapamientos nerviosos de las extremidades inferiores se
dividen en dos grandes grupos: causas mecánicas debidas a atrapamientos en túneles fibrosos
u osteofibrosos, y causas dinámicas por afectación del nervio por posturas anómalas de
la extremidad.
Las neuropatías que afectan a las extremidades inferiores se producen con frecuencia
tras traumatismos previos o cirugías, o por atrapamiento del nervio en sitios de restricción
anatómica. En los casos de traumatismos o cirugía sobre el abdomen, pelvis o extremidades
inferiores, la sintomatología de atrapamiento neurológico muchas veces se encuentra enmascarada
por estos procesos.

Regístrese para leer más...

BLOQUEO FACETARIO ECOGUIADO: RAMOS MEDIALES, TERCER
NERVIO OCCIPITAL Y ARTICULACIONES FACETARIAS

Esperanza Ortigosa Solórzano

Servicio de Anestesia Reanimación
Hospital Universitario de Getafe. Madrid.

INTRODUCCIÓN

El dolor cervical es una de las patologías más frecuentes que nos encontramos en la
práctica clínica. La prevalencia anual varía entre el 30 y el 50% 1, 2. Sin embargo La incidencia
del dolor crónico invalidante es baja entre un 2-11%3. La cervicalgia es más común en mujeres,
con un pico en mediana edad. Entre los factores de riesgo se encuentran el tabaco y la predisposición
genética, Los factores psicológicos parecen ser menos importantes y aunque es una
creencia común, nunca se ha demostrado una clara correlación con el trabajo. Los cambios
degenerativos en las uniones facetarias, son frecuentes pero no queda clara su relación con el
dolor. La degeneración de las articulaciones facetarias es omnipresente en edades avanzadas.
Podemos observar como el 95% de hombres y el 70% de mujeres asintomáticas, mayores de
65 años, tienen al menos un hallazgo radiológico degenerativo cervical4 siendo las articulaciones
mas frecuentemente afectadas C5-C6, seguido por C6- C7 y por último C4-C5 5.

Regístrese para leer más...

BLOQUEO MEDIANTE PUNCIÓN ECOGUIADA
DEL RAMO MEDIAL DE LA DIVISIÓN POSTERIOR DE LA RAÍZ
ESPINAL CERVICAL Y DEL TERCER NERVIO OCCIPITAL

Tomás Domingo Rufes
Servicio de Anestesia Reanimación y Tratamiento del Dolor
Hospital Universitario de Bellvitge. Barcelona

 INTRODUCCIÓN

Hasta un 66% de la población adulta puede llegar a sufrir dolor cervical en algún momento
de su vida. Un 5% presentará una cronificación de su dolor cervical al que además se
añadirá una incapacidad funcional. El diagnóstico del dolor cervical está basado sobretodo
en la clínica, exploración física y en último termino con una estudio radiológico. Sin embargo,
ante un dolor cervical sin un patrón radicular claro, nos puede dar un diagnóstico más preciso
la valoración del resultado de un bloqueo diagnóstico ecoguiado.

Regístrese para leer más...