FacebookTwitterLinkedin

Hazte socio

hazte socio

Galería Fotográfica

galeria peq

Dolor crónico

DOLOR DE SUELO PÉLVICO: CÓMO DIFERENCIAR EL COMPONENTE PSICOGÉNICO ASOCIADO  ¿INICIO O FIN DE UN PROBLEMA?
Dr. Pablo Orgaz Barnier

Servicio de Psiquiatría Hospital Universitario de Basurto.Bilbao


El dolor pélvico crónico es aquel que se localiza a nivel de abdomen inferior, la pelvis o estructuras intrapelvianas, persistiendo durante al menos seis meses, que se presenta de forma continua o intermitente y no está asociada exclusivamente con el ciclo menstrual. Su abordaje supone un reto clínico por la complejidad de las estructuras anatómicas que engloba, la rica inervación que precisa, las distintas vísceras que se concentran en la zona y la multitud de cuadros sintomáticos que pueden producirse en la zona 1. El dolor del suelo pélvico tiene profundas repercusiones en la calidad de vida del que lo padece y en el conjunto de sus relaciones significativas, limitando su actividad y generando un elevado nivel de sufrimiento.

Regístrese para leer más...

SUELO PÉLVICO. ABORDAJE MULTIDISCIPLINAR DE UN PROBLEMA COMPLEJO Y MALTRATADO
José Miguel Amostegui

Centro de Rehabilitación Amostegui. Eibar, Gipuzkoa


INTRODUCCIÓN
Aún no hace mucho en que el SUELO PELVICO (SP) era reprensentado en algunas publicaciones de anatomia con un “punto” o una “raya”. Hoy en día conocemos mucho más sobre las estructuras musculo/aponeuróticas del SP y su entorno, pero seguimos sin poder dar una respuesta terapéutica adecuada a muchos procesos relacionados con el SP y que cursan con dolor e importante incapacidad funcional. Hace poco más de 60 años, el ginecólogo Arnold Kegel (USA) fue quien protocolizó un tratamiento de la incontinencia urinaria de esfuerzo (IUE) a base de ejercicios con una base más bien empírica pero con una respuesta relativamente buena a nivel terapéutico. En la actualidad podemos decir que la fase de la IUE y el prolapso genital están superados tanto desde el diagnóstico, como desde el tratamiento médico, quirúrgico y/o fisioterápico. En la actualidad “EL DOLOR” junto con la hipertonía del SP, son los síntomas que acompañan muchos de estos procesos invalidantes como la VULVODINIA, la vulvovestibulitis y/o el DOLOR PÉLVICO CRÓNICO (DPC).

Regístrese para leer más...

NEUROMODULACIÓN SACRA EN EL TRATAMIENTO DE LA CISTITIS INTERSTICIAL Y DEL SÍNDROME DE DOLOR VESICAL  (IC/BPS)
Dr. Juan Carlos Garmendia Larrea

Servicio de Urología. Hospital Universitario Donostia. Donostia


Uno de los mayores retos a los que tiene que hacer frente un urólogo es el de tratar a los pacientes con dolor crónico en la zona pélvica. Se trata de procesos muy invalidantes y que provocan una gran alteración en la calidad de vida. Diferentes especialistas habitualmente están involucrados ya que son procesos de origen variado: UROLOGICO (prostatitis,cistitis…), GINECOLOGICO (endometriosis), ANORRECTAL (proctitis,fisura anal..), NEUROMUSCULAR (patología del suelo pelvico), NEUROPATICO (neuropatía del pudendo..).

Regístrese para leer más...

ENDOMETRIOSIS: VÍAS DEL DOLOR Y ALGORITMO ACTUAL  DE TRATAMIENTO
Dra. Teresa Díaz Martín

Servicio de Obstetricia y Ginecología Hospital Universitario Cruces. Barakaldo. VIZCAYA


La endometriosis es una patología ginecológica crónica de causa desconocida caracterizada por la presencia de tejido endometrial (epitelio glandular y estroma), funcionalmente activo, fuera de la cavidad uterina, que induce una reacción inflamatoria crónica. Afecta al 5-10% de las mujeres en edad reproductiva, aunque si se considera de forma aislada a la población de pacientes con dolor pélvico, las cifras oscilan del 40-60%, mientras que entre las pacientes que presentan subfertilidad, el porcentaje de endometriosis alcanza el 20-40%.

Regístrese para leer más...

DOLOR, INFLAMACIÓN Y PRPS: NUEVA APROXIMACIÓN TERAPEÚTICA EN LAS PATOLOGÍAS MUSCULOSESQUELÉTICAS
Mikel Sánchez 

Arthroscopic Surgery Unit Hospital Vithas San José Vitoria-Gasteiz, Spain


1. INTRODUCIÓN
El daño a la integridad estructural de los tejidos rompe la homeostasis tisular generando una respuesta coordinada a nivel molecular, celular y tisular de comunicación y amplificación de la señal lesiva conocida como inflamación. Entre las múltiples consecuencias de ésta respuesta inflamatoria, y que el romano Aulo Cornelio Celso hace ya 2000 años definió como “Inflammare”, con los 4 signos cardinales “rubor, calor, tumor…”, está el dolor. El dolor es una experiencia sensorial y emocional desagradable asociada muy frecuentemente al daño tisular.  Actualmente, el dolor se clasifica de la siguiente forma: nociceptivo o inflamatorio que resulta del daño tisular, el neuropático con origen en la lesión nerviosa, y el idiopático.

Regístrese para leer más...